El verano promete crecimiento y empleo a pesar de los desafíos de la temporalidad

El verano promete crecimiento y empleo a pesar de los desafíos de la temporalidad_668ff3c012cc0.jpeg

En un país como España, donde la actividad turística representa el 12,8% del PIB, la temporada de verano se anticipa optimista en cuanto a crecimiento y creación de empleo. Sin embargo, las expectativas legislativas no han logrado adaptarse del todo a las realidades del mercado laboral: un alto porcentaje de esos contratos, alrededor del 57% según estimaciones del INE sobre datos de contratación de mayo, se extinguirán con el final de la temporada alta.

Los expertos de HAYS destacan que, si bien la temporalidad ha decrecido desde la entrada en vigor de la Reforma Laboral, los cambios legislativos no han sido diseñados para erradicarla de forma intrínseca entre los contratos veraniegos. “La temporalidad es necesaria, especialmente en un país donde el turismo y la agricultura tienen tanto peso sobre el PIB”, comenta Christopher Dottie, director general regional de HAYS para el Sur de Europa, quien también señala que dicha reforma “ha introducido complejidades que dificultan la gestión de contratos temporales, generando incertidumbre tanto para las empresas como para los profesionales”.

Para los sectores que experimentan un incremento de demanda en verano, la figura del contrato fijo discontinuo ha surgido como una solución viable, pero solo parcialmente. Este tipo de contrato también enfrenta críticas y no siempre se adapta a las necesidades reales de flexibilidad que tienen las organizaciones, debido a la rigidez de ciertos marcos normativos, según los expertos de HAYS. “Esta fricción redunda en una desconfianza en el mercado laboral que, a su vez, se traduce en una falta de alineación entre empresas y trabajadores. Sigue habiendo barreras significativas”, apunta Dottie, quien aboga por “adaptar las reformas legislativas a las realidades del mercado, un aspecto crucial para lograr un equilibrio que beneficie tanto a empresas como a trabajadores, garantizando un crecimiento económico sostenible”.

Fuera del sector turístico, la creación de empleo en áreas como la contabilidad, finanzas e ingeniería se presenta positiva. Estas contrataciones reflejan una tendencia sostenida que beneficia al país a largo plazo en términos de generación de empleo de calidad. No obstante, sectores como tecnología, digital y retail no verán un repunte significativo este verano, ya que los patrones de consumo se centran en viajes y ocio durante esta temporada.

Otro aspecto relevante observado por los expertos de HAYS es la elevada cantidad de ofertas de trabajo que no cumplen con mínimos estándares de contratación en cuanto a remuneración y horas trabajadas. “Es crucial que los profesionales aseguren que las ofertas provengan de agencias acreditadas y que verifiquen la entrega de todos los documentos necesarios por escrito antes de iniciar su labor”, destaca el director. “La legislación laboral actual ha llevado a la proliferación de contratos que no cumplen con las normativas vigentes. Al utilizar un intermediario confiable no solo se garantiza el cumplimiento normativo, sino que también se protegen los derechos laborales y se promueven relaciones laborales justas y transparentes”.

 

Fuente Original: Aquí

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email